Loading...

Comercio… ¿electrónico?

Home / Internet / Comercio… ¿electrónico?

Hace no demasiado tiempo, a los que navegábamos por internet se nos llamaba «internautas». Probablemente, una persona ajena este mundillo, nos imaginara con un traje especial, escafandra y antenas. Quizá el propio lenguaje actúe muchas veces como freno a lo desconocido. Lo malo es cuando lo desconocido termina siendo inevitable.

Cómo probarse unas Ray-Ban sin salir de casa

Reciéntemente, hemos asistido a la presentación del Programa para el Desarrollo del Comercio Electrónico de la Comunidad de Madrid (DeC). Entre otras cosas, se presentó el site dedicado a la información del programa, del que podemos descargar una interesante guía resumida para Pymes. Guia PYMES resumida

 

Esperanza Aguirre, como presidenta de la Comunidad apadrinaba el acto, en el que en un momento dado, Gustavo García Brusilovsky (socio fundador de BuyVIP), le interpelaba de la siguiente manera: «No estoy de acuerdo con el título de este programa. Tachen ‘electrónico’. Esto es VENDER a secas, y el que no lo entienda así, tiene un problema. Para un comercio, no vender online hoy, es como no aceptar tarjeta de crédito hace unos años».

 

No podemos estar más de acuerdo con él. Hace ya tiempo que el comercio electrónico es una realidad. Atrás quedaron barreras como la desconfianza o la falta de oferta variada y de calidad. En España, el porcentaje de «internautas» compradores online es del 16% (aún muy bajo comparado con el resto del mundo), pero las cifras de negocio no hacen más que crecer. Las ventas minoristas a través de internet suponen sólo el 3,4% del total, pero los crecimientos anuales rondan el 20%. Es una tendencia claramente al alza.

 

Pero más allá de las cifras, veamos lo que viene. Para muestra un botón: Ray-ban, la conocida marca de gafas de sol dispone de un site en el que te puedes probar todo el catálogo, gracias a la webcam y a técnicas de realidad aumentada. H&M, la firma de moda, ha lanzado una aplicación en su web en la que puedes comprar ropa, probándosela a una modelo que previamente seleccionas, como si fuera un juego de muñecas. En ambos casos es tan real y divertido, que no quieres parar.

 

Bien es cierto que son dos ejemplos de marcas muy reconocidas y que pueden permitirse una fuerte inversión en marketing y desarrollo, pero dejan bien a las claras que la época de la duda frente al e-commerce está más que superada, y que lo que viene es tan potente como poder probarte prendas sin salir de casa. Si sumamos a esto, la gran difusión de los dispositivos móviles (smartphones, tablets…), y la no menos imparable tendencia de las nuevas generaciones hacia internet y los servicios interactivos (adiós TV, hola amigos de mi smartphone), vislumbramos un panorama en el que quedarse fuera puede suponer un suicidio comercial a medio-largo plazo.

 

“Si seguimos lanzando los mismos mensajes a través de los mismos canales, estamos hablando con un mundo que ya no existe.”

Oren Frank (Publicista, MRM )

 

“Si quieres resultados diferentes, no hagas siempre lo mismo”.

Albert Einstein.

 

¿Tienes algo que vender? ¡No esperes a que sea demasiado tarde!

 

 

Share

Comments(1)

  • 13 julio, 2012, 7:07 am

    Estoy totalmente de acuerdo con este post

Share
Share